4 Años

OTO
Los poderes mágicos de Oto le permiten oír ruidos o percatarse de lo que se dice a muchísima distancia. Sus dueños son una pareja de abuelos muy joviales que cuidan de su nieta, Lucía, de 4 años.
Trabajará la comunicación y el saber escuchar, el autocontrol y la resolución de conflictos.